jueves, 28 de agosto de 2014

Lunaoscura Revista: Amor

Lunaoscura Revista: Amor: El amor en su forma más plena es una serie de muertes y renacimientos. Soltamos una fase, un aspecto del amor, y entramos en otra fase. La ...

domingo, 29 de junio de 2014

Enigmas y Misterios: Jugador Colombiano, James Rodríguez y 10 curiosid...

Enigmas y Misterios: Jugador Colombiano, James Rodríguez y 10 curiosid...: La estrella colombiana del Mundial  Brasil 2014  se ha doctorado en la Copa del Mundo con sus 2 goles a Uruguay, y aquí te contamos los a...

jueves, 17 de abril de 2014

Tu Canal Multimedia: LA PRÓSTATA ES INTOCABLE SU AGRANDAMIENTO ES POR L...

Tu Canal Multimedia: LA PRÓSTATA ES INTOCABLE SU AGRANDAMIENTO ES POR L...: E l Grupo de Trabajo de Medicina Preventiva de Norteamérica anunció hoy que la recomendación de que los hombres se hagan rutinariamente...

viernes, 11 de enero de 2013

EMILIA MARCANO QUIJADA: ENCADENADA

EMILIA MARCANO QUIJADA: ENCADENADA: He llegado al final,  encadenada  al potro de los tormentos.  Se adhieren a mis ansias  tus manos,  tus carbones encendidos.  ...

lunes, 16 de enero de 2012

Exuberancia guayanesa


ECO-AMBIENTE ESPACIAL.



LUNA ECOLOGICA SOBRE EL ORINOCO.



EXUBERANCIA GUAYANEZA EN TEPUY AGUJA.


EXUBERANCIA GUAYANESA EN RORAIMA Y KUKENAN.


EN CANAIMA VIVO Y MUERO.










MASTRANTO POETICO


domingo, 8 de mayo de 2011

20 Miradas al arte en Guayana


Texto: Carlos Yusti

Cuando me preguntan porque diablos pinto o escribo, por lo general respondo que el arte es la posibilidad de vivir a contrarreloj, de no tener que cumplir con itinerarios ni horarios de ninguna naturaleza. El arte permite vivir a un ritmo distinto. Por supuesto esto acarrea complejas dificultades ya que la gente de bien aspira que todo el mundo trabaje y cumpla con un horario estipulado. El creador de arte paga con creces su destino. Muchos de los artistas que conozco (algunos con gran talento y otros sólo con grandes ínfulas) hacen lo imposible para ganarse la vida. No sin razón Félix de Azúa asegura que las vidas de los artistas suelen ser tan agitadas como las de los aventureros.
Pintar cuadros, esculpir la piedra, o la madera, trabajar la arcilla son ocupaciones que en apariencia colindan con la distracción y el pasatiempo. No obstante en el trabajo artístico participa la sensibilidad, elevada técnica, disciplina y la capacidad creativa siempre a prueba cada día. El artista es en cierto sentido la brújula espiritual de las sociedades, es la impertinente presencia del hombre creando, con sus manos y su pasión, obras de arte que le proporcionen sentido estético y metafórico a los espacios que habitamos.
Todo esto viene a cuento con motivo de la exposición colectiva "20 miradas al arte en Guayana", que se inauguró el primero de diciembre del 2002, para conmemorar el 20 aniversario de la Sala de Arte Sidor.
Esta exposición colectiva se lleva a cabo en los espacios de la Casa Cultura Ateneo de Ciudad Guayana, ubicada en San Félix, en la Sala de Arte de Sur y la Sala Sidor, en Puerto Ordaz. Reúne un promedio de 80 artistas de Ciudad Bolívar, Upata y Ciudad Guayana.
Entre los artistas más representativos que participan en esta muestra colectiva tenemos en escultura a José Rosario Pérez, Joaquín Latorraca, Ramón Morales Rossi. En pintura es necesario mencionar a Elizabeth Cláxton, Fidel Castro, Montse Morillo, Edixo Primera. En fotografía son imprescindible Jesús Carneiro, Federico Isasi y Lionel Arteaga.
Para agrupar a un número de artistas con tendencias distintas e incluso opuestas al parecer se optó por agruparlos en miradas. Así por ejemplo tenemos la mirada a la figuración, al paisaje guayanés; la mirada a lo tridimensional, a lo simbólico-étnico, a lo objetual artístico; la mirada a lo corporal intimista, los ecos sacros, etc.

La actual directora de Sala de Arte Sidor, Ana María Ciann, junto con la empresa Sidor, han querido celebrar por todo lo alto con una muestra de los mejores artista de la región, recalcando la importancia capital, que tiene para una ciudad tan singular como Ciudad Guayana, el arte como forma de expresión y como ingrediente indispensable para fortalecer el espíritu. La exposición es también un reconocimiento al esfuerzo artístico de los creadores cuyo trabajo constante, y muchas veces silencioso, fija los parámetros estéticos que tarde o temprano serán un hito histórico de Ciudad Guayana.
Paralelo a la exposición se editó el libro "20 miradas al arte en Guayana", diseñado y escrito por Ana María Cian y Nelson Galvis, contando con el apoyo de Diana Gámez, Raquel Ramírez (diseño y corrección), Federico Isasi (Fotografía y diseño) y quien escribe.

El libro abarca las distintas manifestaciones que se realizan en la ciudad aparte de la pintura la escultura y la cerámica. En el libro se reseña el movimiento Orquestal liderado por Ennio Palumbi, el movimiento de la danza,
la expresión literaria en el cual hay nombres como el de Francisco Arévalo, Roger Vilaín, el grupo La rendija y la gente de Rasmia Literaria; así mismo se hace mención del variado movimiento coral y del trabajo teatral, los cuentacuentos y tiriteteros. El libro intenta ser una radiografía de los creadores que ante la incapacidad gubernamental para atender los problemas del sector cultura, no se han doblegado ni un momento y siguen realizando un trabajo artístico que asume riesgos.
Para concluir me gustaría, a manera de digresión desacertada, dos breves sucesos que tienen como protagonistas a un pintor y a un escultor.
El pintor europeo Frans Hals, por allá en el año de 1627 se hizo rico y famoso, en el sentido contemporáneo, pintando retratos. Su maestría y su demanda era tal que no preparaba bocetos previos, sino que pintaba al vuelo con el modelo, o la escena grupal, bastante cerca e su genial mirada. Al cabo de un tiempo como toda moda los encargos para Hals fueron reduciéndose. Para el año 1664 un panadero lo demanda por no poder cancelar una deuda de 200 florines. Sus propiedades y sus cuadros son confiscados y Hals se declara en bancarrota. Su destino final será la extrema pobreza con el inconveniente de tener que solicitar un subsidio municipal para sobrevivir.


El crítico inglés John Berger comenta una foto del famoso escultor Giacometti donde se le ve con una gabardina que le cubre la cabeza. El escultor no trata de guarecerse de la lluvia. Cruza una calle en Montparnasse y lleva unos zapatos gastados. Berger escribe: "El efecto inmediato que produjo esta fotografía en el momento de su publicación se debió a que mostraba la imagen de un hombre extrañamente despreocupado de su bien estar. Un hombre que llevaba unos pantalones arrugados y unos zapatos viejos, mal preparados para la lluvia. Un hombre cuyas preocupaciones no tenían en cuenta el cambio de estaciones".
El artista va a su propio ritmo. Su trabajo artístico está ahí para dar cuenta de sus distracciones, de su genio o de su vida desmigajada por sus demonios interiores. Si su obra es importante para la historia del arte, o para el bizarro mercado del arte, carece de relevancia. Al artista le interesa que su obra tenga interlocutores, que sea una metáfora con todas las lecturas posibles y que enriquezca de alguna manera la vida, que le agregue toques estéticos invaluables. Que un artista se declare en bancarrota o que camine bajo la lluvia convertido en "una sopa de huesos" forman también parte de ese misterio que se llama Arte y que todavía hoy no alcanzamos a comprender.